En esta ocasión, hablaremos de Diabólica, una seductora historia con más de 750 mil ejemplares vendidos en Estados Unidos ¡y que ya está en nuestro país!

¿De qué trata esta novela?

Némesis es una humanoide genéticamente modificada. Aunque su apariencia es humana, por dentro es un arma mortal, creada específicamente para proteger, si es necesario con su vida, a Sidonia, hija de un senador galáctico.

Cuando Sidonia es tomada como rehén, Némesis deberá hacerse pasar por ella, con el único propósito de salvarla.

Una diabólica es implacable. Una diabólica es letal. Una diabólica tiene un solo fin: matar para proteger a su dueño.

Para muchos, Diabólica es una épica aventura que podría compararse con La reina roja y Los juegos del hambre; o, dicho mejor, sería el resultado de mezclar estas dos historias y agregarle un argumento intrigante y totalmente auténtico. Para otros, es algo totalmente diferente.

Diabólica, la aventura de construir una distopía

S.J. Kincaid, su autora, nos platicó acerca del proceso de escribir Diabólica, así como de algunas experiencias personales que le ocurrieron en el transcurso:

¿Qué te motivó a escribir la novela? ¿Por qué elegiste este género?

He amado la ciencia ficción desde que era una niña, y mi interés en las novelas juveniles proviene de mis recuerdos de lo difícil que son los años de adolescencia. Existe una verdadera frustración en mi memoria, en el sentido de que los jóvenes están llegando a la adultez, pero aún no tienen la autonomía o poder de un adulto. Encima de eso, hay muchas nuevas presiones e influencias, y una gran cantidad de decisiones por venir. Escribir ciencia ficción para jóvenes-adultos combina dos áreas diferentes de escritura que están tan repletas de posibilidades, así que siento que es un género realmente ilimitado.

En cuanto a escribir DIABÓLICA, en particular, me encantaba un drama de la BBC llamado I, CLAUDIUS que se enfocaba en la familia real de la Roma Imperial. Realmente, quería escribir una versión de ciencia ficción para jóvenes-adultos, inspirada en este programa.

 

¿En qué otro género te gustaría aventurarte?

Por ahora, estoy feliz con lo que estoy escribiendo. He sentido este vago deseo, desde hace mucho tiempo, de escribir una gran novela de ficción histórica acerca de la Revolución Francesa, pero, honestamente, probablemente sea demasiado floja para hacer la investigación requerida. Además, no hablo francés, lo que bloquea el acceso a muchos de los documentos fuente primarios que necesitaría para dicha investigación.

¿Qué aspectos de tu personalidad comparten tus personajes?

Al igual que Némesis, pasé demasiado tiempo de mi vida sintiéndome como la “rara” en cualquier habitación llena de gente (nunca dándome cuenta que es un sentimiento bastante universal, especialmente para la gente joven). Creo que como Tyrus, puedo pensar y pensar, y luego pensar de más, las situaciones.

¿Tienes algunos personajes favoritos? 

¿De los míos? Amo a Cygna Domitrian, la intrigante abuela de Tyrus. ¿De los personajes de otras personas? Yossarian de Catch-22. Es absurdo y trágico y asombroso.

¿Quiénes son tus autores favoritos?

Susan Kay, Joseph Heller, Stephen King, Fonda Lee

¿Cuánto tiempo te tomó escribir Diabólica?

Suelo apresurarme escribiendo libros, pero no me apresuré a escribir éste. Me tomé mi tiempo, y hasta eso me tardé alrededor de seis meses, más o menos.

En una palabra, ¿cómo definirías este libro?

Diabólico (¿puedo hacer eso?).

¿A qué edad empezaste a escribir? 

Empecé a escribir cuando era muy joven, tal vez tenía cinco años. Fue, principalmente, porque tenía una hermana cuatro años mayor que yo a la que le encantaba escribir. Solía ser la hermana molesta que quería hacer todo lo que hacía la mayor. Cuando ella tomó la escritura como hobby, comencé a hacerlo yo también.

¿Cómo fue el proceso de publicar esta novela?

Probablemente, fue lo más sorprendente en mi vida. Cuando me senté con esto libro, sabía que estaba escribiendo a una protagonista muy dura, fría, despiadada, y no lo creí que tuviera un gran atractivo. Había escrito algunos libros que no podía vender después de la serie de Insignia, así que solo crucé los dedos con ésta, esperando que un sólo el editor pudiera tener el tipo de gustos particulares que se alinearan con este libro. Todavía considero la sorpresa más sorprendente, deliciosa e inesperada de mi vida la forma en que Diabólica obtuvo tanto interés.

¿Cómo nació tu pasión por la lectura?

Mis padres siempre nos leyeron. Yo estaba muy interesada en Star Trek en primaria, así que mi mamá me leía las novelas de Trek por la noche.

¿Tienes alguna memoria favorita o algo gracioso que te haya pasado en el proceso de escribir y publicar Diabólica?

Sí, hay una graciosa: existe un gran libro de literatura juvenil llamado La reina roja, salió a la venta cuando estaba muy metida en escribir Diabólica. Es una novela acerca de la realeza, una chica que se hace pasar por otra, que es un tema bastante común, así que me intrigó. Entonces leí el libro y tres nombres eran casi exactamente los mismos que en mi novela. No tengo idea de cómo sucedió eso, pero estaba tan apegada a Tyrus y Elantra como nombres para alejarme de ellos por el “Tyros” y “Elana” que encontré en La reina roja. Tuve que renombrar al Emperador, que se llamaba Tiberius, para evitar similitudes con “Tiberias”. Fue tan rara la coincidencia, y todavía no lo tengo claro hasta el día de hoy. Porque mi libro fue después del de Victoria Aveyard, tuve que hacer cambios.

¿Tienes algún lugar especial en tu casa donde la inspiración llega? ¿Cuál es tu spot favorito para escribir?
Mi lugar favorito para sentarme a escribir es Panera. En cuanto a un lugar donde viene la inspiración…. Eso es complicado. Mucha de la magia sucede cuando estoy caminando o conduciendo, escuchando música.

¿Qué estás escribiendo ahora?

¡El tercer libro en la serie de Diabólica!

¿Qué es tu cosa favorita del mundo?

Mi cosa favorita tendría que ser el internet. No puedo existir sin él.

Si no fueras escritora, ¿qué serías?

Probablemente, sería una enfermera, dado que estaba en la escuela de enfermería cuando, una semana antes de graduarme, vendí mi primer libro. Aunque, de todas formas, lo más seguro es que no sería enfermera, porque era muy mala en ese trabajo, quizá ya hasta habría perdido la licencia.

¿Eres más una Némesis o una Sidonia?

Sidonia, ¡por supuesto! Némesis sería un poco aterradora en la vida real.

¿Alguna vez has estado en México?

Cuando era muy pequeña! Definitivamente, tengo la intención de volver pronto. He tenido el plan de aprender español por años, y la mejor manera de aprender un idioma es estar en el lugar de donde es. No he aprendido mucho del español, hasta ahora…

¿Algún mensaje para tus lectores mexicanos?

¡GRACIAS! Muchas gracias por leer mis libros, y espero que disfruten las próximas historias de Diabólica. Verdaderamente, ha sido increíble la cantidad de gente en México que me ha escrito y seguido por mi primera serie, la saga Insignia, ¡y espero que disfruten Diabólica también!

Agradecemos a Penguin Random House por habernos proporcionado una copia de Diabólica. ¡Corre por la tuya a tu librería favorita!

 

Anuncios