El encuentro de los peces koi, entre lo real y lo extraordinario

Cuando este libro llegó a mis manos, me sentí atraída casi de inmediato por su portada, adornada con una textura de relieve muy sutil y discreta, y la aparente simbología de su título. En ese entonces, no conocía acerca de la leyenda de los peces koi, ni de mucha de la filosofía japonesa, para ser sincera, pero en cuanto leí la sinopsis entendí de qué se trataba ¡y me encantó!

Cuenta la leyenda que los peces Koi que consiguen nadar río arriba, hasta una cascada, y subirla, se transforman en dragones como recompensa por su esfuerzo.

Mariano es el personaje principal de esta historia. Es un hombre atractivo con una fisionomía escultural y toda la elegancia posible de quien disfruta de la buena vida (y tiene los medios para hacerlo); tiene su propia empresa y es un profesionista audaz; su casa es una obra de arte, auto sustentable y envidiable. Desde fuera, cualquiera creería que lo tiene todo, pero no es así. Mariano, de personalidad controlada y metódica, usa el orden en su vida como una fuga de escape, algo para evitar que el vacío que lleva dentro lo devore por completo. La rutina es su mejor aliada, pero también su más grande enemiga.

Un día, de la manera más inesperada y mágica, aparece ante él una mujer misteriosa. La personalidad y belleza de Mila lo envolverán en una realidad totalmente diferente a la que conocía, logrando que abra su corazón y se despida poco a poco de la oscuridad de la que formaba parte. Además, ambos comparten la misma pasión: la música.

Así es como inicia esta fabulosa historia. Cabe destacar que el romance entre estos dos personajes es sólo el pretexto para narrar una serie de sucesos con los que cualquier lector, hombre o mujer, podrá sentirse identificado e incluso adquirir lecciones de vida invaluables.

Entonces, ¿se atreverá Mariano a transformarse en dragón?

Entrevista a Jessica Iskander

El encuentro de los peces koi es la primera novela de Jessica Iskander. Fue publicada en abril de este año por el sello Grijalbo, de la editorial Penguin Random House.

El pasado 4 de mayo, tuve la oportunidad de entrevistar a la autora en la librería Gandhi del Valle, en Avenida Universidad, y esto fue lo que me contó:

 

 

Háblame de Mariano…

Hay un poco de mí (y de ti) en ambos personajes, sobre todo en él. Por eso, precisamente, escribí a Mariano yo, como mujer, porque creo que ahí lo vuelvo “todos”. El personaje tiene tanto femenino como masculino.

¿Cómo fue el proceso para crear este personaje?

Realmente, esta novela sólo tiene dos personajes, los demás son de soporte. Por esta razón, no me inspiré tanto en otras personas, como en el caso de la novela que actualmente me encuentro escribiendo y que trata de temas sociales fuertes. Volviendo a este libro (El encuentro de los peces koi), siento que me desnudé y busqué en absolutamente todos los rincones para entregar a los personajes. Sí me inspiré en algunas personas, en el cine o en otra literatura, pero mucho más en mí, en mis procesos y mis luchas; en mi entrega hacia la vida. Fue muy personal.

Algo que define tu voz narrativa es ese punto en el que converge la realidad con la fantasía. Llega un punto en el que ya no se distinguen una de otra y hasta podría parecer realismo mágico, pero no lo es. Es algo totalmente sensorial y visual… ¿Quieres que este estilo sea una constante en tu literatura?

No. Creo que quiero experimentarlo todo. Un escritor que se queda siempre en lo mismo y no se explora, no se come al mundo. Tampoco quiero ser pretenciosa e intentar hacerlo todo (risas), pero mi segundo libro es mucho más real, sociológico y explota problemas sociales, como el salario mínimo. El encuentro de los peces koi es todo lo contrario, lo hice desde el interior, y ahí reside la imaginación. Cuando tú viajas a tu interior para arreglar algo, ¿con quién te encuentras?

Mi primer libro es un viaje hacia el interior y el segundo hacia el exterior.

La música y el color son elementos que están presentes todo el tiempo en esta novela. Incluso tienes un playlist oficial para leer este libro. Se me hizo muy interesante este recurso, más porque la misma lectura te va indicando en qué momento los personajes están escuchando tales canciones…

¡Es casi como ver una película! Como si le dieras PLAY y te imaginaras la escena con la canción.

Siento que es como una forma de involucrar al lector con la historia…

Eso, o también que cuando cierres el libro, éste te siga acompañando. Vas en el carro o en la calle escuchando las canciones y recuerdas y vives nuevamente las escenas, tanto como si fueran tus propias experiencias.

¿Cómo surge esta historia?

Me lo imaginé. He vivido historias de amor muy intensas. Yo sí me he enamorado y he creído en el amor, sigo creyendo en él. Me casé con el amor de mi vida eterno, y quiero regalar esa historia. Quiero que la gente vuelva a creer en el amor. No busco que sea cursi, sino poético, visual, sensorial, artístico, profundo…

O incluso erótico….

Tienes razón. Es casi hasta erótico, tiene todo.

¿Por qué la filosofía japonesa!

Me encanta que los japoneses son mucho de simbolismos y se inspiran en la naturaleza. Los peces koi llegaron solitos al libro. Los ve de pronto Mariano en una fuente y luego pasa por un restaurante y están en el logo. Ellos fueron los que me invitaron a investigarlos. Y cuando me doy cuenta de que su simbolismo significa transformación, que es realmente el libro conductor de la novela, ¡los dejo ahí! Son el emblema del libro.

¿Entonces fue accidental?

¡Totalmente! Aparecieron ahí. Cuando inicié la novela, no era “los peces koi”. Era de transformación, de la vida de un ser humano, etc. Ellos llegaron solos. Es lo que me encanta de la literatura, no es nuestra. Es un pensamiento o un network colectivo, sólo bajamos las ideas y las adoptamos.

Además del mensaje de amor, ¿qué otro tema o subtema sería importante rescatar en esta lectura? Algo escrito entre líneas…

No hacernos tontos y tener el valor de cambiar lo que la sociedad ha dictado que seamos, o lo que nuestras familias, la religión o los padres nos dicen. Yo rompí esquemas y me costó mucho trabajo hacerlo; y me he confrontado, he perdido amistades y he ganado otras. Tengo amistades profundísimas por ser quien soy, pero también están las que se han ido por el mismo motivo. La sociedad no dicta, sólo yo. Claro, mientras no lastime a nadie.

¿Qué mensaje le das a los que quieren ser escritores?

¡Que lo hagan! Que se pongan a estudiar. A mí me costó mucho trabajo, pero veo mi primer libro, que ya lo he leído como cuatro veces, y lo amo; las escenas de amor aún me sorprenden, y me emociono muchísimo. Vale la pena, pero tienen que estudiar, aunque sea en Youtube; que no les importe si no saben escribir en ese momento, porque algún día lo van a hacer.

El encuentro de los peces koi ya está disponible en librerías. ¡Corre por tu copia!

 

Anuncios