¡No te la puedes perder!

Este viernes se estrena una de las películas más esperadas de todo el año: La chica del tren. La cinta es una adaptación de la aclamada novela homónima escrita por Paula Hawkins, considerada el máximo Best Seller del año pasado.

La historia sigue la historia de Rachel, una mujer con problemas de alcoholismo y pérdida de memoria que intenta desesperadamente resolver una extraña desaparición en la que ella podría estar involucrada.

Para que vayas preparando las palomitas y llegues a la función con toda la actitud de pasar un buen rato, te damos 10 razones para ver esta película:

Éxito mundial

¡Así es! Tanto por la trama (que incluye intriga, pasión, romance y un muy mórbido sentido del humor) como por los personajes tan exquisitos que nos muestra, esta historia conquistó los corazones de millones de personas alrededor del mundo y se posicionó en los primeros lugares de la lista de popularidad.

Paula Hawkins

Sí, la autora. Por la audacia con la que narra esta escritora británica y la cantidad de emociones que nos despierta al leerla, es difícil creer que La chica del tren sea su primer libro publicado (pero sí lo es). 

Dualidades por doquier 

Algo que se le aplaude a Hawkins, entre un sinfín de cualidades, es que diseña a sus personajes de una manera compleja; aquí no hay buenos totalmente honestos ni malos totalmente maliciosos, sólo seres humanos con inquietudes, perversiones y secretos. 

Giros dramáticos

Éste es el elemento más increíble de esta novela-película… ¡Está lleno de giros dramáticos y situaciones inesperadas! No se ven venir tantos cambios en la trama, pero los hay. Razón suficiente para no poder despegarse ni un sólo momento de la butaca.

Anuncios